Lecciones de Vida

Hay días que no me siento bien físicamente para hacer algo ir a lugares y cancelo o re-programo citas no sólo con los demás sino también conmigo, por ejemplo: hacer ejercicio, arreglarme las uñas y el cabello, haciendo mis ejercicios de tapping, de respiración, asistiendo a mis tareas diarias, etc.

Días como esos siempre existirán, pero hoy he aprendido una lección, ¿de quién? Mi hija de 6 años de edad, sí de mi bebé. Yo realmente creo que Dios me bendijo con esta pequeña dama que vino a mi vida para ser mi conciencia quien me recuerda las cosas que hago bien o mal, ¡créeme! …volviendo a mi lección aprendida, como decía hoy aprendí de ella que no es acerca de cómo te sientas sino de lo que vas a hacer al respecto.

“Tu puede escoger, puedes elegir cual será la actitud con la que enfrentarás cada uno de tus días.”

Después de una noche de fiebre con fluctuante niveles, teniendo un poco de temperatura en la mañana ella vuelve a mí y me dice: “mamá no me siento mal, así que quiero ir a la escuela, no quiero perder clases porque tengo 2 pruebas de hoy”.

Ahora, comprendes que como mamá, mi preocupación es que la fiebre puede regresarle mientras está en clases, con una maestra quien ya tiene muchos niños que atender y no puede estar pendiente exclusivamente de ella y como se sienta, y mi hija continúa diciéndome, voy a estar bien, voy a tomar mi medicamento, me llevas a la escuela y todo estará bien.

¿Qué aprendí? ¿Qué me enseñó mi hija? Que cada día trae lo suyo, todo depende de cómo decidas que sea, lo que no debes permitirte es renunciar y solo ver la vida pasar. Sigue adelante y toma las pruebas que la vida te seguirá presentando, y mantente seguro de que pasarás la prueba con la satisfacción de no haber permitido que nada que te detenga.

2 thoughts on “Lecciones de Vida

  1. yetzabel fruto says:

    Muy sabia y atinada la respuesta de tu niña cuando pasamos por ciertas molestias sabes q los momentos que nos sentimos bien debemos disfrutar la vida porq a veces son pocos y la vida es tan linda. No te preocupes confia en ella siempre. P.D habla con mi mama al respecto y verás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *